lunes, 25 de mayo de 2015

Comunicado de un miembro de nuestro Ateneo que se vio obligado a participar en una mesa electoral

Tras casi un mes de estar analizado profundamente la cuestión, ayer decidí presentarme a la "farsa electoral" ocupando el cargo de 2do Vocal que el Estado español me obligaba a ejercer bajo pena de cárcel de 3 meses a 1 año o multa de 6 a 24 meses. 

Los motivos que me llevaron a tomar esta decisión, son:


1º Tenía claro que si no me presentaba a la mesa tampoco lo haría a los tribunales, al no reconocer a ninguna de las instituciones en las cuales se tramitaría mi castigo (se juzgarían mis ideales, no un delito). Soy consciente de lo que me supondría llevar esta acción a cabo, me convertiría en carnaza fácil a merced de legisladores.

2º Creo que mi decisión de no acudir a esta falsa no tendría repercusión entre mis vecin@s, sino todo lo contrario. Sería correa de trasmisión del Miedo. Miedo que paraliza y no permite cuestionamientos. A lo largo de este tiempo he podido comprobar que ese miedo ya esta insertado, y creo que no sería correcto seguir alimentándolo.

Debido a la situación de vivir en un pueblo pequeño donde se conoce toda la gente y de tod@s se sabe, la decisión de desobedecer al sistema electoral y judicial, este me impondría un fuerte castigo para que sirviese de precedente y no volviera a ocurrir. Prefiero utilizar ese tiempo y dinero en crear y fomentar proyectos mas producentes de cara a nuevas elecciones.

3º Sé que al no presentarme, otra persona lo haría en mi lugar y no obstaculizaría para nada el proceso (fijo que lo haría mejor de lo que lo hice yo) es decir que la jornada transcurriría según lo previsto... Puede que si no me hubiese presentado el mensaje calara en algún corazoncito y que en los próximos años creciera el número de Objetorxs pero, como explico en el punto 2º, no es este el caso.

Quiero agradecer de corazón a todas esas personas que han estado ahí aportado su granito de arena. Y por último decir que utilizaré el dinero con el cual pretendían comprar otro trocito de mi dignidad (62,61€) en repoblar de árboles el paraje de la Laguna, porque como citaba Ricardo Flores Magón "Soy anarquista, y no podría, sin remordimiento y vergüenza, recibir el dinero arrebatado al pueblo por el gobierno".

¡¡Un abrazo y mucha Salud para seguir luchando contra esta farsa!!


Juan Carlos Fernández Sánchez

lunes, 4 de mayo de 2015

[CNT Plasencia] Crónica y fotos del Primero de Mayo

Este año celebramos el Primero de Mayo en Plasencia. Lo hicimos integrados en la RANE junto a otras organizaciones cercanas a CNT-AIT.
Cabecera de la mani    En La Avenida
En primer lugar realizamos la Manifestación, con salida desde el Parque de la Coronación.
Vista lateral 01    Vista lateral 02
Tras la llegada a la Plaza Mayor, durante la concentración se leyó el manifiesto.
En la calle del Rey    En el Ayuntamiento
El día transcurrió en todo momento en un ambiente reivindicativo, pero también festivo. Es de resaltar el ambiente de compañerismo entre todas las organizaciones participantes.
Un grupo en la Isla   Dos grupos en la Isla
La fiesta concluyó con una Francachela en la Isla (reunión de varias personas para comer, beber y divertirse desordenadamente).
cartel rancio



jueves, 30 de abril de 2015

Jueves 30, proyeccion de la película ''Pan y rosas''


Con motivo de ser mañana el día internacional de los y las trabajadoras, esta noche proyectamos el drama social ''Pan y rosas'' de Ken Loach.



Maya y Rosa son dos hermanas mexicanas que trabajan, en condiciones de explotación, como limpiadoras en un edificio de oficinas del centro de Los Ángeles. Un encuentro con Sam, un apasionado activista norteamericano, cambiará sus vidas. Gracias a Sam, toman conciencia de su situación laboral y emprenden una campaña de lucha por sus derechos, pero corren el riesgo de perder su trabajo y de ser expulsadas del país.





Película 

miércoles, 29 de abril de 2015

Convocatorias para el Primero de Mayo en Extremadura

Difundimos las convocatorias de la CNT y la RANE para este Primero de Mayo en Extremadura.


Convocatoria de la RANE (Red de Apoyo Mutuo Norte de Extremadura) en Plasencia.

12:30 horas - Manifestación reivindicativa, “Por un primero de mayo desde el pueblo y para el pueblo”, que se desarrollará desde el Parque de la Coronación a la Plaza Mayor de Plasencia (Cáceres)
  
14:00 horas - Comida Popular (Francachela) en el parque de La Isla.


Manifiesto por el 1 de Mayo de 2015 - ¡Somos y seremos ingobernables. No nos dejaremos domesticar!

Estamos ya en el séptimo año de la actual crisis del sistema capitalista, un sistema dentro del cual las crisis son algo inherente, consustancial, no una disfunción ni una anomalía. Esta no es la primera crisis de la historia capitalista, y en la medida en que el capitalismo sobreviva a la misma, no será tampoco la última. Sin embargo, nosotros, las mujeres y los hombres de la clase obrera y el sindicalismo revolucionario luchamos cada día, y seguiremos luchando con todas nuestras fuerzas, para construir otro modelo de sociedad sin desigualdades y con derechos sociales y laborales garantizados.

Como todas las otras crisis anteriores, sus consecuencias se descargan con violencia sobre nuestras espaldas, las de la clase trabajadora, las de las explotadas y explotados por el sistema. Y nos prepara las bases de un futuro de miseria, con una "recuperación económica" que cabalga sobre el caballo de la devaluación salarial, los minijobs, la ultraprecariedad y la exclusión social.

Más de un tercio de las trabajadoras ya cobra un sueldo inferior al salario mínimo. En el caso de los y las jóvenes por debajo de los 25 años que reciben algún salario, la proporción es de más de la mitad. Cada vez somos más los asalariados y las asalariadas que nos vemos obligados a hacernos "falsos autónomos" para abaratar los costes a las empresas. Y los que trabajamos sin contrato, o estamos unas horas con trabajo para volver después a sufrir de nuevo el paro forzoso... Así es nuestro día a día, el de la clase trabajadora, la que hace funcionar el mundo y a la que el Capital nos precariza cada vez más las condiciones de vida y de trabajo. Un caso paradigmático de las consecuencias de la crisis es Extremadura, donde el riesgo de pobreza y exclusión social, un 41,5% de la población según la Oficina Estadística de la Unión Europea (EUROSTAT), ya supera los niveles de Rumanía. Además, Extremadura, se sitúa como la cuarta región con más paro de la UE.

Las diversas modificaciones legales e iniciativas gubernamentales que se han llevado adelante durante estos años han tenido un único objetivo: proteger los intereses de los más poderosos y exprimir la gran mayoría de la población hasta extraer la última gota de sangre, dejando por el camino un reguero de desahucios, despidos masivos, suicidios, detenidas, represaliadas...

El incremento del sufrimiento al que se nos ha sometido ha provocado durante estos años un aumento de las protestas en la calle y en los centros de trabajo. Y, con ellas, un endurecimiento de la represión del Estado, que ha adquirido las dimensiones de una auténtica escalada. Cientos de trabajadores y trabajadoras hemos visitado o estamos a la espera de visitar sus tribunales, para ser castigados penalmente por el simple hecho de ejercer el derecho de huelga y defender los derechos sociales y laborales, los derechos de todas nosotras. Nuevas leyes inquisitoriales se han aprobado en los últimos tiempos para rearmar la capacidad punitiva del Estado. Con estas leyes, la desobediencia civil se equipara a un crimen; parar un desahucio, se equipara a terrorismo.

Con este escenario, hay sindicatos que optan por el camino de la domesticación y acepta las migajas que el sistema le ofrece para sobrevivir. Hay quienes asumen, como lo han hecho siempre, un papel de colaboración con el Estado y el Capital, firmando recortes brutales a las pensiones, que valida despidos, quienes están a punto de reeditar un nuevo acuerdo de paz social basado en el ataque a los salarios, desatando su actualización de la evolución del IPC; regalando aún más plusvalías a unos empresarios que nunca tienen suficiente. Ante estos sindicatos de 'tarjeta Black' que se financian con el dinero negro de Caja Madrid, hay que recordar a todos que el sindicalismo -al menos tal como nosotros la entendemos- no es eso, que hay que revindicar el sindicalismo que hace frente, frente al sindicalismo de concertación. Necesitamos sindicatos de clase, frente al sindicalismo de casta financiado a través del 'fondo de reptiles' de los ERE fraudulentos y cursos de formación (1.500 millones de euros y 3.000 millones de euros, respectivamente, según la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal - UDEF).

Nosotros, ahora más que nunca, pensamos que tenemos que poner en valor y continuar reivindicando la lucha y la movilización en la calle, desde la base, por la vía de la acción directa y el apoyo mutuo, como forma de hacer frente y de obtener victorias, también en la actual coyuntura. Creemos que esta vía es imprescindible si deseamos provocar cambios estructurales reales, y no sólo estéticos; cambios al servicio de la clase trabajadora.


Convocatoria de la CNT Extremadura en Mérida.

12:30 h. Manifestación desde la Plaza San Antonio hasta la Plaza de Santa María. Donde celebraremos un mitin con nuestro tradicional micrófono abierto.



Las/os anarcosindicalistas extremeñas/os volvemos a reunirnos el 1º de Mayo para conmemorar la revuelta de Haymarket (Chicago, 1886). Este momento histórico del movimiento obrero que costó la vida a tantos/as compañeros/as y que desembocaría en la instauración de la jornada laboral de 8 horas.


129 años después, y a pesar de todos los "avances" tecnológicos que supuestamente iban a permitir un mejor reparto del trabajo y la riqueza, cada vez trabajamos más horas por un menor salario y con peores condiciones laborales y mínimos derechos. La historia nos ha enseñado que el presunto "progreso" del capitalismo no es más que la ruina para la clase obrera.
El paro, la precariedad, los sueldos de miseria, las pésimas condiciones de seguridad en el trabajo, la represión gubernamental y la persecución política a los movimientos sociales y sindicales, están llegando a extremos que parecían olvidados en el Estado español y en Europa en general.

Desde Comité Regional de Extremadura de CNT-AIT os animamos a participar en la manifestación que realizaremos en Mérida. Esta tendrá su inicio a las 12:30 h. en la Plaza San Antonio. El recorrido, impuesto por la Subdelegación del Gobierno para que no importunemos la “fiesta” de la casta sindical, será el siguiente: Av. de la Libertad, Puente Lusitania, C/ Almendralejo, C/ Félix Valverde Lillo, C/ Trajano, C/ Obispo y Arco, Pza. de Santa Clara, C/ San Juan Macías y por último Plaza de Santa María. Donde celebraremos un mitin con nuestro tradicional micrófono abierto.

Pero no sólo os animamos a participar en esta manifestación, también os animamos a que hagáis de la lucha por vuestros derechos y libertades un comportamiento cotidiano, una forma de vida. No aceptéis la injusticia y la esclavitud a las que el gobierno y la patronal pretenden condenarnos. Tomad el control de vuestras propias vidas.

Ya hemos comprobado que la corrupción es la norma que rige el funcionamiento del tándem PP-PSOE. Corrupción de la que no se salva tampoco la casta sindical de CCOO y UGT, véanse los escándalos que les implican directamente en Andalucía. Tampoco nos convencen los cantos de sirena de los nuevos salvadores de la patria de “Ciudademos”. La lucha está en la calle, no en los parlamentos.

La solución a este dilema se encuentra en las personas. El funcionamiento en asambleas, la solidaridad, la libre unión, la decisión propia surgida del análisis y la reflexión sobre el presente y las necesidades personales y colectivas. El compromiso, creando democracia directa y real, surgida de nuestras actividades diarias, conquistando nuestros derechos hasta lograr nuestra emancipación. Y, sobre todo, la confianza en uno mismo y la ruptura con el miedo a la iniciativa que nos han impuesto desde la infancia.

Confederación Nacional del Trabajo
Secretaría de Comunicación y Formación

lunes, 27 de abril de 2015

Por un primero de mayo revolucionario y de clase, no folclórico y subvencionado.

Reivindicamos el Primero de Mayo como una jornada de lucha revolucionaria y de clase, no folclórica y subvencionada.
Contra el Parlamentarismo y los comités de empresa, por la autoorganización entre iguales y la acción directa. Contra el Estado y el Capital, por la Revolución social.


Crónica de la concentración solidaria con las anarquistas presas


El pasado 23 de abril convocamos una concentración en solidaridad con las últimas compañeras encarceladas
y con todas las presas en lucha.

Nos concentramos alrededor de una quincena de personas en la cual se leyó el comunicado que reproducimos más abajo.

Tras finalizar la convocatoria se proyectó el documental ''Ciutat Morta'', donde se habla de los sucesos del 4F, del entramado de corrupción política y torturas, del que se nutre uno de los montajes policiales más graves de los últimos años en Barcelona.





Comunicado del Ateneo en solidaridad con las anarquistas presas

El pasado 29 de marzo, otra vez el Estado se ceba con detenciones a personas anarquistas, días después de haber aprobado la llamada Ley Mordaza, y mediante esta operación policial llamada Piñata, a tres escasos meses de la operación Pandora, se llevo a cabo una surrealista y mediática acción policial con registros y detenciones en Centros Sociales y casas particulares con un balance de 38 personas detenidas en varias ciudades del Estado, de las cuales cinco de ellas siguen todavía en prisión sin más indicio que el simple hecho de ser anarquistas y difundir su ideal.

Teniendo en cuenta las “pruebas” en las que se basan, tales acusaciones resultan desproporcionadas hasta llegar a lo ridículo y tremendamente injustas, lo que pone en evidencia una vez más la poca validez del sistema político actual, la imperiosa voluntad represora de la clase dominante, el ADN profundamente fascista del Estado Español y la latente carencia de independencia política de nuestro sistema judicial.

Entendemos que la detención y permanencia en prisión responde a una voluntad claramente represora y de persecución ideológica a aquellas y aquellos que rechazan el régimen político actual, algo absolutamente inadmisible e injustificable.
 
Sabemos que el anarquismo siempre ha sido, en toda época y lugar, difamado y sanguinariamente perseguido por quienes detentan el poder o aspiran a él. Las cloacas del Estado, junto a los voceros del régimen (medios de comunicación), fabrican montajes para perseguir y criminalizar a quienes intentan cambiar y dar alternativas a un sistema político, social y económico inhumano.

No son las anarquistas las que desahucian o roban. No son las anarquistas las que te explotan continuamente en un trabajo denigrante para ganar una miseria. Tampoco son las que te tiran a la calle cuando ya no te pueden exprimir más en sus sucias fábricas y vas a caer enferma/o en un Hospital de los que ellos están privatizando. No, no son las anarquistas las que te arrastran a la miseria, a buscar comida en la basura o al suicidio. Los terroristas son ellos. Terrorista es el Estado.

No te lo dirán en los medios de comunicación, pero muchos de los derechos laborales y sociales que ahora nos están robando los consiguieron los y las anarquistas, y por eso se nos persigue, criminaliza y encarcela. Por ser el único movimiento real de transformación.

El anarquismo se basa en el apoyo mutuo, la solidaridad, autogestión, igualdad... el único terrorista es el sistema capitalista que se perpetua mediante la explotación y la destrucción. 

No podemos quedarnos impasibles ante esta nueva escala represiva, ya que hoy son los y las anarquistas, pero mañana puedes ser tu. Si la represión avanza, la solidaridad entre los y las oprimidas también debería hacerlo.

Por ello pedimos la inmediata libertad para las compañeras y compañeros detenidos y el cese de la persecución hacia el movimiento libertario. También mandamos un fuerte abrazo a los y las presas en lucha que siguen resistiendo tras los muros reclamando sus derechos y el fin de las torturas carcelarias.

Por muchas tergiversaciones y difamaciones que recibamos, por muchos montajes y encarcelamientos que suframos: ¡No podréis con nosotras! ¡Cada golpe nos une más!

viernes, 24 de abril de 2015

Octavilla para el Primero de Mayo.




El anarquismo ha sido, en toda época y lugar, difamado y sanguinariamente perseguido por quienes detentan el poder o aspiran a él.

Con la historia del Primero de Mayo sucede lo mismo. Los medios de comunicación, partidos políticos y sindicatos estatistas pretenden vaciar de contenido y manipular la historia obviando el verdadero origen y significado de esta fecha para convertirla en la ''fiesta del trabajo''.

El sentido del 1º de Mayo viene de la conmemoración de la revuelta de Haymarket en Chicago en pos de las ocho horas de trabajo, siendo un verdadero éxito las jornadas de huelga concentrando a miles de obreros/as.

Para frenar el auge de las protestas e iniciar una sangrienta criminalización, el Estado orquestó un montaje policial y la clase dominante usó este incidente como pretexto para desatar su planeada ofensiva con ayuda de la prensa. Comenzó así una caza de brujas contra los sectores más revolucionarios, principalmente contra anarquistas. Se clausuraron los periódicos y locales obreros, y los mítines fueron prohibidos en todo el país.

Ocho obreros anarquistas fueron detenidos: George Engel, Samuel Fielden, Adolf Fischer, Louis Lingg, Michael Schwab, Albert Parsons, Oscar Neebe y August Spies, condenando a muerte en la horca a cinco (uno de ellos se suicidó) y a reclusión a otros tres. Nunca se pudo demostrar que fueron ellos quienes lanzaron la bomba, convirtiéndose en mártires de la lucha obrera. 

 
Por todo esto, reivindicamos el Primero de Mayo como una jornada de lucha revolucionaria y de clase, no folclórica y subvencionada.
Contra el Parlamentarismo y los comités de empresa, por la autoorganización entre iguales y la acción directa. Contra el Estado y el Capital, por la Revolución social.

¡Viva la Anarquía!

''Si voy a ser ahorcado por mis ideas anarquistas, está bien: mátenme''. Albert Parsons.


                                                                                                            
            

viernes, 17 de abril de 2015

Concentración solidaria con lxs anarquistas presxs

Convocamos una concentración para el próximo día 23 de abril a las 21:30 horas en la Plaza de España en solidaridad con las compañeras encarceladas tras la operación Piñata que se desató el 29 de marzo del 2015 con redadas policiales en viviendas y centros sociales de varias ciudades del Estado español, y en repulsa a la criminalización y persecución hacia el Movimiento Libertario.

También en solidaridad con todas las presas en lucha que siguen resistiendo tras los muros.

Por muchas tergiversaciones y difamaciones que recibamos, por muchos montajes y encarcelamientos que suframos: ¡No podréis con nosotras! ¡Cada golpe nos une más!

#YoTambiénSoyAnarquista



Al finalizar la concentración, se proyectará en el Ateneo Libertario de Piornal el documental ''Ciutat Morta'', donde se habla de los sucesos del 4F, del entramado de corrupción política y torturas, del que se nutre uno de los montajes policiales más graves de los últimos años en Barcelona.


Documental

miércoles, 15 de abril de 2015

Jueves 16, proyeccion de la película ''Las cartas de Alou''

Las cartas de Alou es una película dirigida por Montxo Armendáriz que trata de la inmigración subsahariana en España y los prejuicios.


Alou, un senegalés que entra clandestinamente en España, se ve forzado a trabajar en diversos sitios en unas condiciones muy precarias debido a su situación de ilegal. Gracias a las cartas que envía periódicamente a su familia, conocemos sus experiencias y sentimientos en este difícil proceso de integración en la sociedad española. Inicia su trayecto en las costas de Almería, trabajando en los invernaderos. Continua hasta Madrid, donde tiene el primer contacto con la venta ilegal. Después se desplaza al Segrià para trabajar en la recogida de la fruta y finalmente se va a Barcelona, donde trabaja en el taller de confección de otro inmigrante africano. La aventura se interrumpe con su detención por parte de la policía, pero de nuevo vuelve a cruzar el Estrecho, cerrándose así el ciclo que deja una puerta abierta a la esperanza.

En la película se hace patente la dura vida de la inmigración y la explotación que recibe por parte de sus jefes.


Película online: https://vimeo.com/88529613

lunes, 13 de abril de 2015

Breve relato por la igualdad - Teresa Claramunt


¡Igualdad! ¿Cuándo serás tú la única reina que rija los destinos del hombre? Así iba yo pensando una tarde en que con paso lento me dirigía a las afueras de la ciudad, para hacer acopio de oxígeno, una de las pocas cosas que sin dinero y con sólo andar medio kilómetro podía procurarme.


Aquella exclamación salíame del fondo del corazón al fijarme en la irritante desigualdad que por doquier nos azota como un látigo en manos de Mayans o un cabo Botas, pero la clase obrera tiene la epidermis de grueso cuero y no le hacen mella esas terribles bofetadas con que el hijo del holgazán bate los andrajos del productor.


Así pensando llegué a las primeras huertas de los alrededores de la ciudad, apoyéme en la verja, signo del acaparamiento, y púseme a contemplar aquel sembrado en que se notaba la mano de un inteligente trabajador con cerebro de artista. Al otro lado del huerto había un campesino colocando unos palillos a unas plantas para que éstas se mantuviesen altas, al erguirse pude ver un semblante simpático, un joven rebosando vida. Al notar él mi presencia preguntóme:


¿quiere usted algo de aquí, vendemos hortalizas y flores?


—No, joven no lo necesito en este momento, si estoy aquí es porque me enamora ver esta huerta y jardín, a la vez que tan hermosamente cultivado, ¿tú solo cultivas ese terreno?


—Sí señora, mi esposa vende en la Rambla de las Flores, y yo vendo al por mayor las hortalizas.


—¿Eres el dueño de esta tierra?


—No señora, si yo fuera el dueño...


—Pues debías serlo, tú haces de ese campo un vergel, sin ti no produciría nada esa tierra, y por tanto no tendría valor alguno, tuya es pues.


—Sí, pero no la compré.


—¡Comprar! ¿Y quién puede vender la tierra?


—Tú puedes vender ese fruto que da esa tierra, porque tú la sembraste y cultivaste, pero ¿quién creó la tierra?, ¿quién puede decir este campo es mi obra? El hombre cuando vino al mundo encontró la tierra hecha, el primero que se la apropió para sí y no la cultivó con sus manos fue el primer ladrón, sobre su robo descansan los robos todos.


—Es verdad, pero siempre ha habido pobres y ricos y así hemos encontrado el mundo y así lo dejaremos.


—Tú dices eso, tú, que eres joven y que en tu semblante resplandece una inteligencia natural. Óyeme: ¿no es verdad que tú estudias el modo de que las plantas puedan crecer más y hacer más variables los colores de las flores?


—Sí señora.


—Pues si a las plantas se les aplica la gran ley del progreso, ya que tú manifiestas no desconocer los adelantos en la floricultura, dime: ¿el hombre vale menos que un clavel?, ¿sólo el hombre ha de vivir sin progresar?


—Verdad es, pero vea usted. Las plantas con ser plantas, no son todas iguales; aquí tiene usted ese sembrado, del mismo plantel salió y ni una hay igual a la otra, porque, vea usted, mientras una es grande la otra es chiquitita.


—Amable joven, tú ves en las plantas la hermosa desigualdad que armoniza la vida y sin embargo dejas de ver la igualdad que existe en esas plantas: dime, ¿no es verdad que cuando tú sembraste esa semilla no ejerciste privilegio entre una y otra, sino que plantabas con toda naturalidad?


—Sí señora.


—¿No es verdad que cuando tú riegas haces que a todas ellas llegue la cantidad de agua que precisan?


—Sí señora.


—¿No es verdad que cuando el sol besa esas plantas dándoles el calor que precisa, tú no pones obstáculos a ninguna para que no disfrute del beneficio de la Naturaleza?


—No señora.


—Pues bien, si con igual cuidado las plantaste, si con igual esmero las cuidas, si por igual disfrutan de los dones de la Naturaleza, ¿dónde reside la desigualdad?, ¿en el tamaño? Esa desigualdad ya te la he dicho era armonía, ya que el que precisa de una planta pequeñita no se ve obligado a comprar una grande, porque nuestra madre Naturaleza las crea de todo tamaño; igual pasa en las personas que todas fuesen morenas, a los que les gusta las rubias se habrían de casar sin agrado, por eso la igualdad que queremos los anarquistas no es en lo físico, sino en la satisfacción de nuestras necesidades, y las plantas y los pájaros, con todo ser tan inferiores al hombre, gozan de esa igualdad porque en su organización no hay curas, ni reyes, burgueses o demás usurpadores.


—Diga usted señora, ¿ha dicho usted los anarquistas?


—Sí, soy anarquista.


—Pero usted me habla muy razonablemente y los anarquistas...


—¿Qué? Has oído que los anarquistas tiran bombas, ¿no es eso?


—Sí señora.


—Pues mira, procura saber, si es que lo ignoras, a quiénes pertenecen los almacenes de armas, quiénes son los dueños de las fábricas de dinamitas, a qué clase pertenecen los que pagan los terribles inventos de todo medio de destrucción, y entonces tú mismo, sin que nadie te lo diga, habrás descubierto quiénes son los violentos, los reales y positivos destructores. Escucha joven y procura suprimir el señorío, porque señor es sinónimo de esclavo.


Salud, tu cerebro es fértil como la tierra que cultivas; no lo descuides, cultívalo con el mismo esmero y serás hombre.




Teresa Claramunt




Título original del relato: Igualdad, publicado originalente en El Porvenir del Obrero, Mahón, 27-III-1906

Fuente: Teresa Claramunt, la virgen roja barcelonesa

Texto publicado en el blog: http://noticiasyanarquia.blogspot.com.es/

miércoles, 8 de abril de 2015

¿Eres anarquista? (¡La respuesta puede ser una sorpresa!)

Lo más probable es que ya hayas escuchado algo sobre quiénes son los anarquistas y sobre aquello en lo que supuestamente creen. Lo más probable es que todo lo que escuchaste decir sobre ellos sea falso. Mucha gente parece que piensa que los anarquistas son adeptos a la violencia, al caos y a la destrucción, que se oponen a todas las formas de orden y de organización, que son nihilistas fanáticos que quieren acabar con todo. Nada más lejos de la realidad. Los anarquistas son las personas que piensan simplemente que los seres humanos pueden comportarse de una forma razonable sin tener que ser obligados a ello. En realidad, es una noción muy simple. Pero es la noción que los ricos y poderosos siempre consideraron más peligrosa.

En su expresión más simple, las creencias anarquistas giran en torno a dos premisas. La primera es que los seres humanos son, en circunstancias normales, tan razonables y decentes como les permitan ser y, por lo tanto, pueden autoorganizar sus comunidades sin necesidad de que les indiquen cómo. La segunda es que el poder corrompe. Antes de nada, el anarquismo es una cuestión de tener coraje para tomar los principios simples de la decencia común por los cuales nos guiamos y seguirlos hasta sus conclusiones lógicas. Por muy insólito que parezca, en muchos aspectos importantes, ya eres anarquista (sólo que no te das cuenta).

Tal vez te ayude si analizamos algunos ejemplos del día a día:

- Si hay una fila para coger un autobús casi lleno, ¿vas a esperar tu turno y contener las ganas de colarte, incluso si no hay ningún policía?

Si respondiste «sí», ¡entonces estás habituado a actuar como un anarquista! El principio anarquista fundamental es «autoorganización»: el asumir que los seres humanos no necesitan que se les amenace con sanciones para que alcancen un grado de comprensión entre ellos, o para que traten a los demás con dignidad y respeto.

Todas las personas creen que son capaces de comportarse de manera razonable. Si piensas que la ley y la policía son necesarias, es sólo porque no crees que otras personas lo sean. Pero si te paras a pensar, ¿no tendrán ellas derecho a pensar exactamente lo mismo en relación a ti? Los anarquistas argumentan que casi todo el comportamiento antisocial que nos hace pensar que es necesaria la existencia de fuerzas armadas, de policía, de prisiones y de gobiernos para controlar nuestras vidas es, de hecho, causado por las desigualdades sistemáticas y la injusticia que esas fuerzas armadas, policía, prisiones y gobiernos crean. Es todo un círculo vicioso. Si las personas están acostumbradas a ser tratadas como si sus opiniones no importasen, es probable que se vuelvan agresivas y cínicas, incluso violentas (lo cual, por supuesto, hace que sea fácil para los que están en el poder decir que sus opiniones no cuentan). En cuanto se dan cuenta de que su opinión es tan importante como la de cualquier otra persona, tienden a volverse muchísimo más abiertas. Para abreviar una larga historia: los anarquistas creen que, en gran medida, es el propio poder y sus consecuencias lo que vuelve a las personas estúpidas e irresponsables.

- ¿Eres miembro de un club deportivo o equipo de deporte, o de cualquier otra organización voluntaria donde las decisiones no sean impuestas por un jefe, sino tomadas en base al consenso general?

Si respondiste «sí», ¡entonces perteneces a una organización que trabaja de acuerdo con los principios anarquistas! Otro principio básico es la asociación voluntaria. Es sólo una cuestión de aplicar los principios democráticos a la vida diaria. La única diferencia es que los anarquistas creen que debería ser posible la existencia de una sociedad en la que cada cosa fuese organizada según esos principios, todos los grupos basados en el consentimiento libre de sus miembros y, por lo tanto, todo ese estilo de organización de arriba abajo (militar como los ejércitos, o las burocracias o las grandes corporaciones, basadas en cadenas de comandos) ya no serían necesarias. Tal vez no crea que eso llegue a ser posible jamás. Tal vez sí. Pero cada vez que llegas a un acuerdo por consenso, en vez de por una amenaza, cada vez que haces un pacto voluntario con otra persona, llegas a un reconocimiento recíproco o alcanzas un compromiso teniendo en la debida consideración la situación o las necesidades particulares del otro, estás siendo un anarquista, incluso aunque no tengas conciencia de ello.

El anarquismo es sólo el modo en que las personas actúan cuando tienen libertad para hacerlo de acuerdo con su elección y cuando negocian con otros que son también libres – y por lo tanto, conscientes de la responsabilidad ante los demás que eso implica. Esto conduce a otro punto crucial: mientras las personas pueden ser razonables y tener consideración si están relacionándose con iguales, la naturaleza humana es tal que parece imposible que lo hagan cuando se les da poder sobre los otros. Dale poder a alguien y abusará de él de una forma u otra.

- ¿Piensas que la mayoría de los políticos son unos cerdos egocéntricos, egoístas, a los que no les importa realmente el interés público? ¿Piensas que vivimos en un sistema económico que es estúpido e injusto?

Si respondiste «sí», entonces apoyas la crítica anarquista de la sociedad contemporánea (por lo menos en sus aspectos más generales). Los anarquistas piensan que el poder corrompe y que los que pasan la vida entera en busca del poder son las últimas personas a las que debería dárselo. Los anarquistas piensan que nuestro sistema económico actual tiene más probabilidades de premiar a las personas por comportamientos egoístas o sin escrúpulos que a las que son seres humanos decentes, preocupados por los demás. La mayoría de las personas tienen esos sentimientos. La única diferencia es que la mayoría de las personas cree que no hay nada que hacer en relación con eso o que (y es esto en lo que los fieles servidores del poder suelen insistir) puede llegar a hacerse algo que acabe cambiando las cosas para peor. Pero... ¿y si no fuese cierto? ¿Habrá realmente alguna razón válida para creer esto? Cuando se pueden probar, la mayoría de las previsiones sobre lo que sucedería sin estados o capitalismo acaban por demostrar que no están fundamentadas.

Durante miles de años las personas vivieron sin gobiernos. En muchos lugares del mundo hay pueblos que viven fuera del control de los gobiernos, incluso hoy en día. No se dedican a matarse unos a otros. Sólo viven sus vidas, como cualquier otra persona haría. Claro que en una sociedad compleja, urbana, tecnológica... hay una necesidad mucho mayor de organización. Sin embargo, la tecnología puede hacer también que esos problemas sean más fáciles de resolver. De hecho, ni siquiera empezamos a pensar cómo serían nuestras vidas si la tecnología fuese puesta realmente al servicio de las necesidades de los humanos. ¿Cuántas horas necesitaríamos trabajar para mantener una sociedad funcional (es decir, si nos viésemos libres de las ocupaciones inútiles o destructivas como el telemarketing, los abogados, los carceleros, los analistas financieros, los expertos en relaciones humanas, los burócratas y los políticos), si enfocásemos el trabajo de nuestras mejores cabezas científicas de los sistemas de armamento espaciales o del mercado de acciones hacia la mecanización de las tareas más desagradables o más peligrosas como la minería de carbón o la limpieza del baño y si distribuyésemos el trabajo que sobrase entre todas las personas? ¿Cuatro horas al día? ¿Tres? ¿Dos? Nadie lo sabe porque nadie se hace ni siquiera ese tipo de pregunta. Los anarquistas piensan que estas son exactamente el tipo de preguntas que deberíamos empezar a hacernos.


- ¿Crees realmente en las cosas que les dices a tus hijos (o que tus padres te contaron)?

«No importa quién empezó». «Dos males no hacen un bien». «Limpia lo que ensuciaste». «Haz las cosas pensando en los demás». «No seas mezquino con las personas que te parece diferentes». Tal vez deberíamos decidir si estamos mintiendo a nuestros hijos cuando les hablamos del bien y del mal, o si estamos tomando realmente en serio nuestras propias sentencias. Porque si llevas estos principios morales a sus conclusiones lógicas, llegarás al anarquismo.

Toma el principio de que dos males sumados no producen un bien. Si tomases eso realmente en serio, bastaría para echar por tierra casi totalmente la base de todo el sistema bélico y de justicia criminal. Lo mismo pasa con el reparto: les decimos siempre a los niños que tiene que aprender a compartir, a tener en cuenta las necesidades de unos y de otros, a ayudarse mutuamente; después, cuando estamos en el mundo real asumimos que cada uno es naturalmente egoísta y competitivo. Un anarquista asegurará siempre que, de hecho, lo que les decimos a nuestros hijos es cierto. Mucho de lo que se consiguió en la historia de la humanidad, cada descubrimiento o hecho que mejoró la vida de las personas, fue gracias a la cooperación y la ayuda mutua. Incluso ahora, la mayor parte de nosotros gastamos más con nuestra familia y con nuestros amigos que con nosotros mismos. Aunque, sin ninguna duda, siempre va a haber personas competitivas en este mundo, no es una razón para que la sociedad se base en el fomento de ese comportamiento y mucho menos para hacer que las personas compitan para alcanzar las necesidades básicas de la vida. Una sociedad que sólo fomenta la competición, sólo defiende los intereses de los que están en el poder, que quieren que vivamos con temor hacia los demás. Por eso los anarquistas proponen una sociedad basada no sólo en la asociación libre sino también en la ayuda mutua.

La verdad es que la mayor parte de los niños crece creyendo en una moral anarquista y gradualmente tienen que darse cuenta de que el mundo adulto no funciona así. He ahí por qué tantas personas son rebeldes, alienadas e incluso suicidas mientras son adolescentes, y acaban por resignarse y amargarse cuando se convierten en adultos. La única recompensa es, frecuentemente, tener capacidad para educar a sus propios hijos y desear que el mundo sea justo para ellos. ¿Pero por qué no comenzamos por construir un mundo que sea realmente basado en los principios de la justicia? ¿No sería ese el mejor regalo que podríamos dar a nuestros hijos?

- ¿Crees que el ser humano es fundamentalmente corrupto y malo o que algunos tipos de personas (mujeres, personas de raza negra, gente común que no es ni rica ni tiene estudios) son especímenes inferiores, destinados a ser gobernados por alguien mejor que ellos?

Si tu respuesta es «sí», bueno, entonces parece que no eres anarquista al fin y al cabo. Pero si respondiste «no», entonces es posible que estés de acuerdo con el 90% de los principios anarquistas y, esperamos, estés viviendo tu vida de acuerdo con ellos. Siempre que tratas a otro ser humano con consideración y respeto estás siendo anarquista. Cada vez que resuelves tus divergencias con otros a través de un compromiso razonable y escuchas lo que cada uno tiene que decir en vez de dejar que alguien decida en nombre de los restantes, estás siendo anarquista. Cada vez que tienes oportunidad de forzar a alguien a hacer algo pero, en vez de eso, decides apelar a tu sentido de la razón y la justicia, estás siendo anarquista. Lo mismo pasa cuando compartes algo con un amigo, o decides quién va a lavar los platos, u otra cosa con un sentido de equidad.
Claro, podrás objetar que todo va bien mientras se trata de pequeños grupos de personas que se relacionan mutuamente, pero para administrar una ciudad o un país, es un asunto totalmente diferente. Y, evidentemente, esto tiene su razón de ser. Incluso si se descentraliza la sociedad y se pone el mayor poder posible en manos de las pequeñas comunidades habrá (a pesar de todo), un gran número de cosas que necesiten ser coordinadas, desde administrar las vías de ferrocarril hasta decidir sobre qué aspectos debe centrarse la investigación en medicina. Pero sólo porque algo sea complicado no quiere decir que no haya manera de hacerlo. Simplemente quiere decir que será complicado. De hecho, los anarquistas tienen muchas ideas sobre cómo una sociedad saludable y democrática debería autogobernarse. Para explicarlas es necesario ir mucho más allá de este pequeño texto introductorio. De todas formas, no hay ningún anarquista que pretenda tener en sus manos el modelo perfecto. La verdad es que no conseguimos imaginar la mitad de los problemas que surgirán cuando intentemos crear una sociedad democrática. Incluso así, creemos que la capacidad de los humanos está a la altura de resolverlos mientras la humanidad se conserve dentro del espíritu de nuestros principios básicos (que son, al fin y al cabo, sólo los principios de decencia humana fundamental).

Nola Anarchy

martes, 7 de abril de 2015

Jueves 09, proyeccion de la película ''Diaz: No limpiéis esta sangre''

Una estremecedora y rigurosa película sobre uno de los sucesos más crueles ocurridos en la Italia democrática. 
 

Diaz. No limpiéis esta sangre
 
En 2001, el último día de la reunión del G8 en Génova, justo antes de medianoche, más de 300 policías asaltaron la escuela Diaz buscando manifestantes. Dentro de la escuela se encontraban 90 activistas, la mayoría estudiantes europeos, y un grupo de periodistas extranjeros, todos ellos preparándose para pasar allí la noche. Cuando la policía irrumpió, los jóvenes manifestantes levantaron las manos en señal de rendición. Impertérritos, los oficiales descargaron una violencia calculada y frenética, golpeando indiscriminadamente a jóvenes y mayores, hombres y mujeres.

La película, reconstruye los hechos de esos terribles días desde el punto de vista de la policía, los manifestantes, las víctimas y los periodistas que se vieron atrapados en la tragedia para analizar como la frustración puede explotar en violencia cruda e incontrolada. La forma de rodar de Vicari, visceral, dinámica, lanza al espectador al oscuro corazón de la política y nos recuerda mediante la inclusión de imágenes reales que puede que esta sea una película, pero no es ficción.

La proyección comenzará a partir de las 22:00h en el local del Ateneo.

Película:






martes, 31 de marzo de 2015

LOS AÑOS OCHENTA A AMBOS LADOS DE LOS MUROS. Presentacion de libros en la CNT de Plasencia

Presentación de dos libros.

"DOS HISTORIAS CARGADAS DE SENSIBILIDAD QUE NOS REFLEJAN LOS AÑOS OCHENTA A AMBOS LADOS DE LOS MUROS"
  • "Un resquicio para levantarse. Historia subjetiva del A.P.R.E.", de Javier Ávila Navas.
    -Las luchas contra las infrahumanas condiciones de vida en las cárceles españolas-
y
  • "De la Ilusión a la Decadencia. Los 80, el exterminio de una generación" de Esperanza Monjas Sierra, Anchy.
    -La inundación de drogas en el país en los años 80, concretamente en las barriadas de la periferia de Madrid-
Dos libros

10 de Abril, a las 19 H
Local de CNT-AIT de Plasencia
C/ Julián Besteiro, 5B, Plasencia

VII Jornadas anarcofeministas de Extremadura

Difundimos:

¡Hola a todas!

Os mandamos el cartel y programa de las 7 jornadas anarcofeministas (No mixtas) que se celebrarán en Pasarón de la Vera el fin de semana del 17 al 19 de abril.

Si venís, contestad a este mail (7jornadasanarcofemextremadura@gmail.com) diciendo si os quedáis a dormir y las comidas que haréis (hasta el 10 de abril recogemos inscripciones!!).

Dadle difusión!! gracias!!
Salud.

P.d: Para dormir hay que llevar sábanas o saco. Las criaturas no pagan.



Cartel de las Jornadas

¡No podréis con nosotras! ¡Cada golpe nos une más!

Las cloacas del Estado, junto a los voceros del régimen (medios de comunicación) han vuelto a fabricar un nuevo montaje policial para perseguir y criminalizar a quienes intentan cambiar y dar alternativas a un sistema político, social y económico inhumano.

Otra vez el fantasma del terrorismo anarquista es utilizado para crear miedo y confusión. Ya se sabe que cuando las cosas van mal hay que tirar del ''han sido los anarquistas'' como medio de justificación de todo lo que pase.

Pero muy alienado hay que estar para creerse las mentiras que fabrica el propio sistema para su  autoperpetuación.

No son l@s anarquistas l@s que desahucian o roban. No son l@s anarquistas l@s que te explotan continuamente en un trabajo denigrante para ganar una miseria. Tampoco son l@s que te tiran a la calle cuando ya no te pueden exprimir más en sus sucias fábricas y vas a caer enferma/o en un Hospital de los que ellos están privatizando. No, no son l@s anarquistas l@s que te arrastran a la miseria, a buscar comida en la basura o al suicidio. Los terroristas son ellos. Terrorista es el Estado.

El anarquismo es apoyo mutuo, solidaridad, autogestión, igualdad... El terrorismo es el suyo, el de Estado. 

Por ello pedimos la inmediata libertad para las compañeras y compañeros detenidos y el cese de la persecución hacia el movimiento libertario.

¡Libertad anarquistas presas/os! 

#YoTambiénSoyAnarquista