viernes, 17 de abril de 2015

Concentración solidaria con lxs anarquistas presxs

Convocamos una concentración para el próximo día 23 de abril a las 21:30 horas en la Plaza de España en solidaridad con las compañeras encarceladas tras la operación Piñata que se desató el 29 de marzo del 2015 con redadas policiales en viviendas y centros sociales de varias ciudades del Estado español, y en repulsa a la criminalización y persecución hacia el Movimiento Libertario.

También en solidaridad con todas las presas en lucha que siguen resistiendo tras los muros.

Por muchas tergiversaciones y difamaciones que recibamos, por muchos montajes y encarcelamientos que suframos: ¡No podréis con nosotras! ¡Cada golpe nos une más!

#YoTambiénSoyAnarquista



Al finalizar la concentración, se proyectará en el Ateneo Libertario de Piornal el documental ''Ciutat Morta'', donde se habla de los sucesos del 4F, del entramado de corrupción política y torturas, del que se nutre uno de los montajes policiales más graves de los últimos años en Barcelona.


Documental

miércoles, 15 de abril de 2015

Jueves 16, proyeccion de la película ''Las cartas de Alou''

Las cartas de Alou es una película dirigida por Montxo Armendáriz que trata de la inmigración subsahariana en España y los prejuicios.


Alou, un senegalés que entra clandestinamente en España, se ve forzado a trabajar en diversos sitios en unas condiciones muy precarias debido a su situación de ilegal. Gracias a las cartas que envía periódicamente a su familia, conocemos sus experiencias y sentimientos en este difícil proceso de integración en la sociedad española. Inicia su trayecto en las costas de Almería, trabajando en los invernaderos. Continua hasta Madrid, donde tiene el primer contacto con la venta ilegal. Después se desplaza al Segrià para trabajar en la recogida de la fruta y finalmente se va a Barcelona, donde trabaja en el taller de confección de otro inmigrante africano. La aventura se interrumpe con su detención por parte de la policía, pero de nuevo vuelve a cruzar el Estrecho, cerrándose así el ciclo que deja una puerta abierta a la esperanza.

En la película se hace patente la dura vida de la inmigración y la explotación que recibe por parte de sus jefes.


Película online: https://vimeo.com/88529613

lunes, 13 de abril de 2015

Breve relato por la igualdad - Teresa Claramunt


¡Igualdad! ¿Cuándo serás tú la única reina que rija los destinos del hombre? Así iba yo pensando una tarde en que con paso lento me dirigía a las afueras de la ciudad, para hacer acopio de oxígeno, una de las pocas cosas que sin dinero y con sólo andar medio kilómetro podía procurarme.


Aquella exclamación salíame del fondo del corazón al fijarme en la irritante desigualdad que por doquier nos azota como un látigo en manos de Mayans o un cabo Botas, pero la clase obrera tiene la epidermis de grueso cuero y no le hacen mella esas terribles bofetadas con que el hijo del holgazán bate los andrajos del productor.


Así pensando llegué a las primeras huertas de los alrededores de la ciudad, apoyéme en la verja, signo del acaparamiento, y púseme a contemplar aquel sembrado en que se notaba la mano de un inteligente trabajador con cerebro de artista. Al otro lado del huerto había un campesino colocando unos palillos a unas plantas para que éstas se mantuviesen altas, al erguirse pude ver un semblante simpático, un joven rebosando vida. Al notar él mi presencia preguntóme:


¿quiere usted algo de aquí, vendemos hortalizas y flores?


—No, joven no lo necesito en este momento, si estoy aquí es porque me enamora ver esta huerta y jardín, a la vez que tan hermosamente cultivado, ¿tú solo cultivas ese terreno?


—Sí señora, mi esposa vende en la Rambla de las Flores, y yo vendo al por mayor las hortalizas.


—¿Eres el dueño de esta tierra?


—No señora, si yo fuera el dueño...


—Pues debías serlo, tú haces de ese campo un vergel, sin ti no produciría nada esa tierra, y por tanto no tendría valor alguno, tuya es pues.


—Sí, pero no la compré.


—¡Comprar! ¿Y quién puede vender la tierra?


—Tú puedes vender ese fruto que da esa tierra, porque tú la sembraste y cultivaste, pero ¿quién creó la tierra?, ¿quién puede decir este campo es mi obra? El hombre cuando vino al mundo encontró la tierra hecha, el primero que se la apropió para sí y no la cultivó con sus manos fue el primer ladrón, sobre su robo descansan los robos todos.


—Es verdad, pero siempre ha habido pobres y ricos y así hemos encontrado el mundo y así lo dejaremos.


—Tú dices eso, tú, que eres joven y que en tu semblante resplandece una inteligencia natural. Óyeme: ¿no es verdad que tú estudias el modo de que las plantas puedan crecer más y hacer más variables los colores de las flores?


—Sí señora.


—Pues si a las plantas se les aplica la gran ley del progreso, ya que tú manifiestas no desconocer los adelantos en la floricultura, dime: ¿el hombre vale menos que un clavel?, ¿sólo el hombre ha de vivir sin progresar?


—Verdad es, pero vea usted. Las plantas con ser plantas, no son todas iguales; aquí tiene usted ese sembrado, del mismo plantel salió y ni una hay igual a la otra, porque, vea usted, mientras una es grande la otra es chiquitita.


—Amable joven, tú ves en las plantas la hermosa desigualdad que armoniza la vida y sin embargo dejas de ver la igualdad que existe en esas plantas: dime, ¿no es verdad que cuando tú sembraste esa semilla no ejerciste privilegio entre una y otra, sino que plantabas con toda naturalidad?


—Sí señora.


—¿No es verdad que cuando tú riegas haces que a todas ellas llegue la cantidad de agua que precisan?


—Sí señora.


—¿No es verdad que cuando el sol besa esas plantas dándoles el calor que precisa, tú no pones obstáculos a ninguna para que no disfrute del beneficio de la Naturaleza?


—No señora.


—Pues bien, si con igual cuidado las plantaste, si con igual esmero las cuidas, si por igual disfrutan de los dones de la Naturaleza, ¿dónde reside la desigualdad?, ¿en el tamaño? Esa desigualdad ya te la he dicho era armonía, ya que el que precisa de una planta pequeñita no se ve obligado a comprar una grande, porque nuestra madre Naturaleza las crea de todo tamaño; igual pasa en las personas que todas fuesen morenas, a los que les gusta las rubias se habrían de casar sin agrado, por eso la igualdad que queremos los anarquistas no es en lo físico, sino en la satisfacción de nuestras necesidades, y las plantas y los pájaros, con todo ser tan inferiores al hombre, gozan de esa igualdad porque en su organización no hay curas, ni reyes, burgueses o demás usurpadores.


—Diga usted señora, ¿ha dicho usted los anarquistas?


—Sí, soy anarquista.


—Pero usted me habla muy razonablemente y los anarquistas...


—¿Qué? Has oído que los anarquistas tiran bombas, ¿no es eso?


—Sí señora.


—Pues mira, procura saber, si es que lo ignoras, a quiénes pertenecen los almacenes de armas, quiénes son los dueños de las fábricas de dinamitas, a qué clase pertenecen los que pagan los terribles inventos de todo medio de destrucción, y entonces tú mismo, sin que nadie te lo diga, habrás descubierto quiénes son los violentos, los reales y positivos destructores. Escucha joven y procura suprimir el señorío, porque señor es sinónimo de esclavo.


Salud, tu cerebro es fértil como la tierra que cultivas; no lo descuides, cultívalo con el mismo esmero y serás hombre.




Teresa Claramunt




Título original del relato: Igualdad, publicado originalente en El Porvenir del Obrero, Mahón, 27-III-1906

Fuente: Teresa Claramunt, la virgen roja barcelonesa

Texto publicado en el blog: http://noticiasyanarquia.blogspot.com.es/

miércoles, 8 de abril de 2015

¿Eres anarquista? (¡La respuesta puede ser una sorpresa!)

Lo más probable es que ya hayas escuchado algo sobre quiénes son los anarquistas y sobre aquello en lo que supuestamente creen. Lo más probable es que todo lo que escuchaste decir sobre ellos sea falso. Mucha gente parece que piensa que los anarquistas son adeptos a la violencia, al caos y a la destrucción, que se oponen a todas las formas de orden y de organización, que son nihilistas fanáticos que quieren acabar con todo. Nada más lejos de la realidad. Los anarquistas son las personas que piensan simplemente que los seres humanos pueden comportarse de una forma razonable sin tener que ser obligados a ello. En realidad, es una noción muy simple. Pero es la noción que los ricos y poderosos siempre consideraron más peligrosa.

En su expresión más simple, las creencias anarquistas giran en torno a dos premisas. La primera es que los seres humanos son, en circunstancias normales, tan razonables y decentes como les permitan ser y, por lo tanto, pueden autoorganizar sus comunidades sin necesidad de que les indiquen cómo. La segunda es que el poder corrompe. Antes de nada, el anarquismo es una cuestión de tener coraje para tomar los principios simples de la decencia común por los cuales nos guiamos y seguirlos hasta sus conclusiones lógicas. Por muy insólito que parezca, en muchos aspectos importantes, ya eres anarquista (sólo que no te das cuenta).

Tal vez te ayude si analizamos algunos ejemplos del día a día:

- Si hay una fila para coger un autobús casi lleno, ¿vas a esperar tu turno y contener las ganas de colarte, incluso si no hay ningún policía?

Si respondiste «sí», ¡entonces estás habituado a actuar como un anarquista! El principio anarquista fundamental es «autoorganización»: el asumir que los seres humanos no necesitan que se les amenace con sanciones para que alcancen un grado de comprensión entre ellos, o para que traten a los demás con dignidad y respeto.

Todas las personas creen que son capaces de comportarse de manera razonable. Si piensas que la ley y la policía son necesarias, es sólo porque no crees que otras personas lo sean. Pero si te paras a pensar, ¿no tendrán ellas derecho a pensar exactamente lo mismo en relación a ti? Los anarquistas argumentan que casi todo el comportamiento antisocial que nos hace pensar que es necesaria la existencia de fuerzas armadas, de policía, de prisiones y de gobiernos para controlar nuestras vidas es, de hecho, causado por las desigualdades sistemáticas y la injusticia que esas fuerzas armadas, policía, prisiones y gobiernos crean. Es todo un círculo vicioso. Si las personas están acostumbradas a ser tratadas como si sus opiniones no importasen, es probable que se vuelvan agresivas y cínicas, incluso violentas (lo cual, por supuesto, hace que sea fácil para los que están en el poder decir que sus opiniones no cuentan). En cuanto se dan cuenta de que su opinión es tan importante como la de cualquier otra persona, tienden a volverse muchísimo más abiertas. Para abreviar una larga historia: los anarquistas creen que, en gran medida, es el propio poder y sus consecuencias lo que vuelve a las personas estúpidas e irresponsables.

- ¿Eres miembro de un club deportivo o equipo de deporte, o de cualquier otra organización voluntaria donde las decisiones no sean impuestas por un jefe, sino tomadas en base al consenso general?

Si respondiste «sí», ¡entonces perteneces a una organización que trabaja de acuerdo con los principios anarquistas! Otro principio básico es la asociación voluntaria. Es sólo una cuestión de aplicar los principios democráticos a la vida diaria. La única diferencia es que los anarquistas creen que debería ser posible la existencia de una sociedad en la que cada cosa fuese organizada según esos principios, todos los grupos basados en el consentimiento libre de sus miembros y, por lo tanto, todo ese estilo de organización de arriba abajo (militar como los ejércitos, o las burocracias o las grandes corporaciones, basadas en cadenas de comandos) ya no serían necesarias. Tal vez no crea que eso llegue a ser posible jamás. Tal vez sí. Pero cada vez que llegas a un acuerdo por consenso, en vez de por una amenaza, cada vez que haces un pacto voluntario con otra persona, llegas a un reconocimiento recíproco o alcanzas un compromiso teniendo en la debida consideración la situación o las necesidades particulares del otro, estás siendo un anarquista, incluso aunque no tengas conciencia de ello.

El anarquismo es sólo el modo en que las personas actúan cuando tienen libertad para hacerlo de acuerdo con su elección y cuando negocian con otros que son también libres – y por lo tanto, conscientes de la responsabilidad ante los demás que eso implica. Esto conduce a otro punto crucial: mientras las personas pueden ser razonables y tener consideración si están relacionándose con iguales, la naturaleza humana es tal que parece imposible que lo hagan cuando se les da poder sobre los otros. Dale poder a alguien y abusará de él de una forma u otra.

- ¿Piensas que la mayoría de los políticos son unos cerdos egocéntricos, egoístas, a los que no les importa realmente el interés público? ¿Piensas que vivimos en un sistema económico que es estúpido e injusto?

Si respondiste «sí», entonces apoyas la crítica anarquista de la sociedad contemporánea (por lo menos en sus aspectos más generales). Los anarquistas piensan que el poder corrompe y que los que pasan la vida entera en busca del poder son las últimas personas a las que debería dárselo. Los anarquistas piensan que nuestro sistema económico actual tiene más probabilidades de premiar a las personas por comportamientos egoístas o sin escrúpulos que a las que son seres humanos decentes, preocupados por los demás. La mayoría de las personas tienen esos sentimientos. La única diferencia es que la mayoría de las personas cree que no hay nada que hacer en relación con eso o que (y es esto en lo que los fieles servidores del poder suelen insistir) puede llegar a hacerse algo que acabe cambiando las cosas para peor. Pero... ¿y si no fuese cierto? ¿Habrá realmente alguna razón válida para creer esto? Cuando se pueden probar, la mayoría de las previsiones sobre lo que sucedería sin estados o capitalismo acaban por demostrar que no están fundamentadas.

Durante miles de años las personas vivieron sin gobiernos. En muchos lugares del mundo hay pueblos que viven fuera del control de los gobiernos, incluso hoy en día. No se dedican a matarse unos a otros. Sólo viven sus vidas, como cualquier otra persona haría. Claro que en una sociedad compleja, urbana, tecnológica... hay una necesidad mucho mayor de organización. Sin embargo, la tecnología puede hacer también que esos problemas sean más fáciles de resolver. De hecho, ni siquiera empezamos a pensar cómo serían nuestras vidas si la tecnología fuese puesta realmente al servicio de las necesidades de los humanos. ¿Cuántas horas necesitaríamos trabajar para mantener una sociedad funcional (es decir, si nos viésemos libres de las ocupaciones inútiles o destructivas como el telemarketing, los abogados, los carceleros, los analistas financieros, los expertos en relaciones humanas, los burócratas y los políticos), si enfocásemos el trabajo de nuestras mejores cabezas científicas de los sistemas de armamento espaciales o del mercado de acciones hacia la mecanización de las tareas más desagradables o más peligrosas como la minería de carbón o la limpieza del baño y si distribuyésemos el trabajo que sobrase entre todas las personas? ¿Cuatro horas al día? ¿Tres? ¿Dos? Nadie lo sabe porque nadie se hace ni siquiera ese tipo de pregunta. Los anarquistas piensan que estas son exactamente el tipo de preguntas que deberíamos empezar a hacernos.


- ¿Crees realmente en las cosas que les dices a tus hijos (o que tus padres te contaron)?

«No importa quién empezó». «Dos males no hacen un bien». «Limpia lo que ensuciaste». «Haz las cosas pensando en los demás». «No seas mezquino con las personas que te parece diferentes». Tal vez deberíamos decidir si estamos mintiendo a nuestros hijos cuando les hablamos del bien y del mal, o si estamos tomando realmente en serio nuestras propias sentencias. Porque si llevas estos principios morales a sus conclusiones lógicas, llegarás al anarquismo.

Toma el principio de que dos males sumados no producen un bien. Si tomases eso realmente en serio, bastaría para echar por tierra casi totalmente la base de todo el sistema bélico y de justicia criminal. Lo mismo pasa con el reparto: les decimos siempre a los niños que tiene que aprender a compartir, a tener en cuenta las necesidades de unos y de otros, a ayudarse mutuamente; después, cuando estamos en el mundo real asumimos que cada uno es naturalmente egoísta y competitivo. Un anarquista asegurará siempre que, de hecho, lo que les decimos a nuestros hijos es cierto. Mucho de lo que se consiguió en la historia de la humanidad, cada descubrimiento o hecho que mejoró la vida de las personas, fue gracias a la cooperación y la ayuda mutua. Incluso ahora, la mayor parte de nosotros gastamos más con nuestra familia y con nuestros amigos que con nosotros mismos. Aunque, sin ninguna duda, siempre va a haber personas competitivas en este mundo, no es una razón para que la sociedad se base en el fomento de ese comportamiento y mucho menos para hacer que las personas compitan para alcanzar las necesidades básicas de la vida. Una sociedad que sólo fomenta la competición, sólo defiende los intereses de los que están en el poder, que quieren que vivamos con temor hacia los demás. Por eso los anarquistas proponen una sociedad basada no sólo en la asociación libre sino también en la ayuda mutua.

La verdad es que la mayor parte de los niños crece creyendo en una moral anarquista y gradualmente tienen que darse cuenta de que el mundo adulto no funciona así. He ahí por qué tantas personas son rebeldes, alienadas e incluso suicidas mientras son adolescentes, y acaban por resignarse y amargarse cuando se convierten en adultos. La única recompensa es, frecuentemente, tener capacidad para educar a sus propios hijos y desear que el mundo sea justo para ellos. ¿Pero por qué no comenzamos por construir un mundo que sea realmente basado en los principios de la justicia? ¿No sería ese el mejor regalo que podríamos dar a nuestros hijos?

- ¿Crees que el ser humano es fundamentalmente corrupto y malo o que algunos tipos de personas (mujeres, personas de raza negra, gente común que no es ni rica ni tiene estudios) son especímenes inferiores, destinados a ser gobernados por alguien mejor que ellos?

Si tu respuesta es «sí», bueno, entonces parece que no eres anarquista al fin y al cabo. Pero si respondiste «no», entonces es posible que estés de acuerdo con el 90% de los principios anarquistas y, esperamos, estés viviendo tu vida de acuerdo con ellos. Siempre que tratas a otro ser humano con consideración y respeto estás siendo anarquista. Cada vez que resuelves tus divergencias con otros a través de un compromiso razonable y escuchas lo que cada uno tiene que decir en vez de dejar que alguien decida en nombre de los restantes, estás siendo anarquista. Cada vez que tienes oportunidad de forzar a alguien a hacer algo pero, en vez de eso, decides apelar a tu sentido de la razón y la justicia, estás siendo anarquista. Lo mismo pasa cuando compartes algo con un amigo, o decides quién va a lavar los platos, u otra cosa con un sentido de equidad.
Claro, podrás objetar que todo va bien mientras se trata de pequeños grupos de personas que se relacionan mutuamente, pero para administrar una ciudad o un país, es un asunto totalmente diferente. Y, evidentemente, esto tiene su razón de ser. Incluso si se descentraliza la sociedad y se pone el mayor poder posible en manos de las pequeñas comunidades habrá (a pesar de todo), un gran número de cosas que necesiten ser coordinadas, desde administrar las vías de ferrocarril hasta decidir sobre qué aspectos debe centrarse la investigación en medicina. Pero sólo porque algo sea complicado no quiere decir que no haya manera de hacerlo. Simplemente quiere decir que será complicado. De hecho, los anarquistas tienen muchas ideas sobre cómo una sociedad saludable y democrática debería autogobernarse. Para explicarlas es necesario ir mucho más allá de este pequeño texto introductorio. De todas formas, no hay ningún anarquista que pretenda tener en sus manos el modelo perfecto. La verdad es que no conseguimos imaginar la mitad de los problemas que surgirán cuando intentemos crear una sociedad democrática. Incluso así, creemos que la capacidad de los humanos está a la altura de resolverlos mientras la humanidad se conserve dentro del espíritu de nuestros principios básicos (que son, al fin y al cabo, sólo los principios de decencia humana fundamental).

Nola Anarchy

martes, 7 de abril de 2015

Jueves 09, proyeccion de la película ''Diaz: No limpiéis esta sangre''

Una estremecedora y rigurosa película sobre uno de los sucesos más crueles ocurridos en la Italia democrática. 
 

Diaz. No limpiéis esta sangre
 
En 2001, el último día de la reunión del G8 en Génova, justo antes de medianoche, más de 300 policías asaltaron la escuela Diaz buscando manifestantes. Dentro de la escuela se encontraban 90 activistas, la mayoría estudiantes europeos, y un grupo de periodistas extranjeros, todos ellos preparándose para pasar allí la noche. Cuando la policía irrumpió, los jóvenes manifestantes levantaron las manos en señal de rendición. Impertérritos, los oficiales descargaron una violencia calculada y frenética, golpeando indiscriminadamente a jóvenes y mayores, hombres y mujeres.

La película, reconstruye los hechos de esos terribles días desde el punto de vista de la policía, los manifestantes, las víctimas y los periodistas que se vieron atrapados en la tragedia para analizar como la frustración puede explotar en violencia cruda e incontrolada. La forma de rodar de Vicari, visceral, dinámica, lanza al espectador al oscuro corazón de la política y nos recuerda mediante la inclusión de imágenes reales que puede que esta sea una película, pero no es ficción.

La proyección comenzará a partir de las 22:00h en el local del Ateneo.

Película:






martes, 31 de marzo de 2015

LOS AÑOS OCHENTA A AMBOS LADOS DE LOS MUROS. Presentacion de libros en la CNT de Plasencia

Presentación de dos libros.

"DOS HISTORIAS CARGADAS DE SENSIBILIDAD QUE NOS REFLEJAN LOS AÑOS OCHENTA A AMBOS LADOS DE LOS MUROS"
  • "Un resquicio para levantarse. Historia subjetiva del A.P.R.E.", de Javier Ávila Navas.
    -Las luchas contra las infrahumanas condiciones de vida en las cárceles españolas-
y
  • "De la Ilusión a la Decadencia. Los 80, el exterminio de una generación" de Esperanza Monjas Sierra, Anchy.
    -La inundación de drogas en el país en los años 80, concretamente en las barriadas de la periferia de Madrid-
Dos libros

10 de Abril, a las 19 H
Local de CNT-AIT de Plasencia
C/ Julián Besteiro, 5B, Plasencia

VII Jornadas anarcofeministas de Extremadura

Difundimos:

¡Hola a todas!

Os mandamos el cartel y programa de las 7 jornadas anarcofeministas (No mixtas) que se celebrarán en Pasarón de la Vera el fin de semana del 17 al 19 de abril.

Si venís, contestad a este mail (7jornadasanarcofemextremadura@gmail.com) diciendo si os quedáis a dormir y las comidas que haréis (hasta el 10 de abril recogemos inscripciones!!).

Dadle difusión!! gracias!!
Salud.

P.d: Para dormir hay que llevar sábanas o saco. Las criaturas no pagan.



Cartel de las Jornadas

¡No podréis con nosotras! ¡Cada golpe nos une más!

Las cloacas del Estado, junto a los voceros del régimen (medios de comunicación) han vuelto a fabricar un nuevo montaje policial para perseguir y criminalizar a quienes intentan cambiar y dar alternativas a un sistema político, social y económico inhumano.

Otra vez el fantasma del terrorismo anarquista es utilizado para crear miedo y confusión. Ya se sabe que cuando las cosas van mal hay que tirar del ''han sido los anarquistas'' como medio de justificación de todo lo que pase.

Pero muy alienado hay que estar para creerse las mentiras que fabrica el propio sistema para su  autoperpetuación.

No son l@s anarquistas l@s que desahucian o roban. No son l@s anarquistas l@s que te explotan continuamente en un trabajo denigrante para ganar una miseria. Tampoco son l@s que te tiran a la calle cuando ya no te pueden exprimir más en sus sucias fábricas y vas a caer enferma/o en un Hospital de los que ellos están privatizando. No, no son l@s anarquistas l@s que te arrastran a la miseria, a buscar comida en la basura o al suicidio. Los terroristas son ellos. Terrorista es el Estado.

El anarquismo es apoyo mutuo, solidaridad, autogestión, igualdad... El terrorismo es el suyo, el de Estado. 

Por ello pedimos la inmediata libertad para las compañeras y compañeros detenidos y el cese de la persecución hacia el movimiento libertario.

¡Libertad anarquistas presas/os! 

#YoTambiénSoyAnarquista

Nueva caza de brujas contra el Movimiento Libertario

   
Juan Zarza / Diso Press

Ascienden a 38 los detenidos en la Operación Piñata


Los 14 detenidos por resistencia y desobediencia ya están en libertad con cargos. Otros once, acusados de usurpación, se espera que sean liberados mañana. Los trece acusados de pertenencia a banda terrorista podrían pasar
mañana a disposición judicial.




La Operación Piñata se saldó ayer con 38 detenciones. Trece de las personas detenidas ayer, durante la Operación Piñata, salieron la pasada noche en libertad con cargos de resistencia y desobediencia. Según explica a Diagonal Daniel Amelang, abogado de algunos de ellos, sus detenciones tuvieron lugar durante los registros realizados por la Policía Nacional pero no entran en el marco de la Operación Piñata, ordenada por la Audiencia Nacional. La policía acusa a otros once detenidos más de usurpación. Amelang señala que hoy pasarán a disposición judicial.

De las otras trece personas detenidas, éstas con cargos de pertenencia a “organización criminal con fines terroristas”, aún hay poca información. Eduardo Gómez Cuadrado, abogado de uno de ellos, explica que “en principio, hoy harán la declaración en comisaría y mañana pasarán a disposición judicial”.

La Policía Nacional, en colaboración con las Brigadas de Información de Madrid, Barcelona, Palencia y Granada, detuvieron ayer a 13 personas por “pertenecer a un grupo criminal con fines terroristas” en el marco de la Operación Piñata, ordenada por el Juzgado de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, según las últimas informaciones emitidas desde el cuerpo. La nota de la policía afirma que los detenidos formarían parte de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC). Durante la operación, la Policía realizó registros en 17 puntos, entre otros en los centros sociales madrileños La Quimera, en Lavapiés, y 13-14, en Vallecas, en donde requisaron material informático. Varias fuentes señalan que, finalmente, durante los registros, la policía detuvo a otras 25 personas, 14 de ellos acusados de resistencia y desobediencia y otros once acusados de usurpación.

Desde La Quimera afirman que la policía “se ha negado a mostrar ningún tipo de orden o dar alguna explicación de lo que estaba sucediendo”. El centro social señala en un comunicado que “esto no es más que otro ataque al movimiento anarquista, con la intención de criminalizar y represaliar nuestra lucha”. Durante el registro del centro social 13-14, la policía detuvo a seis personas, a las que acusa de resistencia a la autoridad.

El Juzgado de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, con el magistrado Eloy Velasco al frente, es el mismo que, en noviembre de 2013, ordenó la detención de M.C.S. y F.S.D. Velasco les acusó de colocar una bomba, un mes antes, en la Basílica de El Pilar, en Zaragoza. La explosión del artefacto causó algunos daños en los bancos y escayola del templo, pero no provocó ningún herido. En el auto de procesamiento, Velasco les acusaba también de planear la colocación de otro artefacto explosivo en la Basílica de Montserrat, en Barcelona, a la que, afirma el juez, fueron de visita. “Del abundante material intervenido a los imputados se deduce la ideología anarquista de los mismos, difícilmente compatible con las creencias de la fe católica o el interés por el arte sacro”, rezaba el auto de procesamiento, fechado en julio de 2014, del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. “Tómese en consideración que, en las imágenes obtenidas delante de la Virgen de Montserrat, los acusados no muestran interés alguno en la figura de la Virgen, y sí en el resto del templo”, insiste el escrito. Los dos detenidos en noviembre de 2013 siguen a día de hoy en prisión preventiva, según confirmó a Diagonal su abogada, Amelia Alexandre. Este caso fue el primero en el que se mencionó a los GAC, el cual, según el juez, estaría relacionado con otro grupo desconocido, el Comando Mateo Morral.

La Operación Pandora, que tuvo lugar en diciembre de 2014 en Barcelona, volvería a hacer mención a los GAC. En este caso, la operación fue ordenada por el magistrado del Juzgado de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez. Terminó con la detención de 11 personas, también acusadas de pertenecer a los GAC. El uso de un servidor de mail seguro -RiseUp-, algunas actas de asambleas y tener el libro 'Contra la Democracia', supuestamente elaborado por los GAC y en el que se hace un recorrido sobre la historia del sistema democrático y las relaciones actuales entre poder económico y político, son pruebas, para la Guardia Civil, de que los detenidos en la Operación Pandora forman parte de una supuesta plataforma que hace de “punto de encuentro de grupos violentos con fines terroristas”. Más adelante, el escrito de procesamiento señala que sus acciones se limitan a lanzar bengalas, petardos y quemar contenedores. El 30 de enero, el juzgado ordenó la puesta en libertad bajo fianza de 3.000 euros de los detenidos en la Operación Pandora, al tiempo que los Mossos d’Esquadra hicieron públicas -a través de los medios de comunicación- las acusaciones contra ellos.

Criminalizando el anarquismo

Ya en junio de 2014, el director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, afirmó ante los medios de comunicación que el “terrorismo anarquista se ha implantado en España”. En la misma intervención aseguró la “firmeza” de la policía frente a manifestantes violentos y que “nadie podría alterar la paz social en las calles”. La lucha contra el “terrorismo anarquista” es, según palabras de Cosidó, “una prioridad para la policía”.
Las prioridades de la policía contrastan con el recién aprobado Pacto Antiterrorista, supuestamente enfocado en la lucha contra el terrorismo yihadista. Impulsado por el Partido Popular y el PSOE, el pacto, supuestamente enfocado a la lucha contra el terrorismo yihadista, contempla una serie de reformas en el Código Penal que incluyen la criminalización de las visitas a páginas webs de colectivos calificados como terroristas, el aumento de la pena por enaltecimiento del terrorismo y la ampliación del mismo concepto de terrorismo, calificativo que ahora pasa a incluir cualquier delito grave contra los bienes jurídicos cuando se lleve a cabo con el objetivo de “subvertir el orden constitucional, o suprimir o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas”.

fuente:  https://www.diagonalperiodico.net/libertades/26278-ascienden-37-detenidos-la-operacion-pinata.html

martes, 17 de marzo de 2015

Lucía Sánchez Saornil: Periodista y poeta anarquista, miembro de Mujeres Libres

Cronista de guerra, literata, anarcosindicalista, Lucía Sánchez dedicó su vida a transformar el papel secundario de la mujer, dentro incluso de las organizaciones obreras, gestando la primera organización anarcofeminista europea, Mujeres Libres

Lucía SánchezLucia Sánchez colaboró con la fotoperiodista húngara Kati Horna en la revista Umbral en octubre de 1937 en un interesante articulo: «La maternidad bajo el signo de la revolución». Un tema inquietante que hasta aquel momento jamás se había planteado en un contexto bélico. Un contexto de lucha antifascista en Europa acostumbrado a hablar de heroicidades o victorias militares y en el que destacan los adjetivos referidos a la masculinidad, a la valentía, el ardor guerrero, o el coraje. Pero las mujeres eran desde hacía siglos la parte secundaria de todas las guerras: madres, esposas o «el descanso del guerrero», es decir, una parte relegada a la retaguardia.

Lucía Sánchez y sus compañeras modernizaron el panorama cultural y político de su época, y rompieron el muro del silencio de las mujeres al aparecer, reclamando su espacio, en prensa, radio y demás medios de comunicación, como lo habían hecho al aparecer en las calles plantando cara a los sublevados de julio de 1936. Este espacio público, por primera vez, habla de mujeres, educación, niños, hospitales o casas de maternidad, milicianas y, como no, de un proyecto común de futuro equitativo integrado en el contexto de la revolución española, la única hasta el momento en que la clase trabajadora autogestionó la mayoría de aspectos de la vida cotidiana. Las mujeres fueron parte intrínseca y determinante de esta transformación social.

Una de las protagonistas de esta transformación fue Lucía Sánchez (1895-1970) que tenía tras de sí una brillante trayectoria militante ligada al anarcosindicalismo y rompió su particular techo de cristal, pasando de ser una empleada de la compañía telefónica madrileña a destacar como periodista en el Madrid de los años treinta. Su militancia obrera la hizo frecuentar mundos hasta aquel tiempo vetados a las mujeres: reuniones nocturnas, imprentas clandestinas, plenos de sindicatos, etc. Su juventud y su carácter decidido hicieron el resto: pronto se implicó hasta el final y poco a poco se gesta en su mente la decisión de crear una organización especifica de mujeres, ya que el atraso intelectual y ético del país se revela como un lastre del que hay que librarse si se quiere avanzar hacia la igualdad. El sindicato y la misma organización libertaria son su primer lugar de batalla. La lucha por la inclusión de la mujer en el debate sindical y laboral será una de las batallas emprendidas por las muchachas que gestan la primera organización anarcofeminista europea: Mujeres Libres.

Cronista y miliciana

Lucia Sánchez fue secretaria de redacción del CNT (1933-1934); antes había publicado en Ultra, Tableros, Plural y otras revistas madrileñas de literatura; participó en la gran huelga de Telefónica y fue duramente represaliada. Este y otros motivos la obligaron a trasladarse a Valencia (1927-1931) y fue readmitida en Telefónica en 1936. Aquel año participa con su organización, la CNT, en los combates callejeros del asalto al Cuartel de la Montaña y luego partió rauda al frente de guerra donde trabajó como periodista, lo que mejor sabía hacer: escribir la crónica de la lucha obrera. Ya en Valencia escribe en Umbral donde es jefa de redacción en 1937. De la ciudad del Turia pasó a Barcelona, reclamada por la organización, y realiza múltiples labores de educación y coordinación hasta que en mayo de 1938 se encarga de SIA (Solidaridad Internacional Antifascista), organización anarquista solidaria destinada a la ayuda a la población civil que proyectará su labor después de la evacuación de la población civil en territorio francés.

Lucia Sánchez también pasa la frontera y es internada en los campos de refugiados. En 1940 reside en París y más tarde en Montauban con su compañera de toda la vida América Barroso a la que había conocido en Valencia. Pasan clandestinamente a España gracias a las redes de evasión anarquistas y residen, sin papeles, en Madrid y Valencia. No legaliza su situación hasta 1954 y se ve obligada a desempeñar multitud de oficios precarios que la obligan a coartar su terrible creatividad que expresará a través del dibujo y de escritos que jamás verán la luz. Una vida truncada por la terrible represión franquista que planea siempre como una espada de Damocles sobre los militantes clandestinos. Lucía Sanchez murió en Valencia y solo algunos viejos militantes y buenos amigos conocían sus altas capacidades intelectuales y morales. Su vida discreta tuvo que ser rescatada años más tarde a partir, como no, de otras mujeres anarquistas, como Pepita Carpena, Suceso Portales, Antonia Fontanillas, Pilar Molina, Llum Quiñonero y algunas más.

Su labor más destacada es la que realiza dentro de Mujeres Libres, como explica muy bien la anarcofeminista Lola Iturbe en su libro pionero sobre las mujeres libertarias españolas editado en México en 1974 y que desvela por primera vez rastros y rostros de la lucha de las mujeres en el siglo XX. Mujeres Libres es una organización única en su tiempo de la que tomarán modelo otras organizaciones antifascistas y que pone en marcha multitud de escuelas de capacitación femenina, clínicas, cursillos, charlas y un largo etcétera; una labor que jamás se había emprendido en nuestro país, con uno de los índices de analfabetismo obrero, y de entre él el femenino, más altos de Europa.

Lucía Sánchez no estaba sola en esta lucha, secundan su idea la jovencísima doctora aragonesa Amparo Poch y la intelectual Mercedes Comaposada. A su alrededor se apiñan un grupo de obreras entusiastas, pero también maduras militantes de los años del plomo barcelonés en que los militantes se ven obligados a crear los grupos de defensa confederales en los cuales se implican compañeras, amigas y familiares. Todas ellas ponen en marcha una organización sin precedentes en la carca España que se abre paso ante la inquietud de la iglesia católica y del privilegio de los más cavernícolas que ven peligrar sus prerrogativas. Una organización que denuncia la doble opresión que padece la mujer. Teresa Claramunt lo había expresado a la perfección a finales del XIX: «La mujer obrera en España es la esclava del esclavo».

Ahora, una publicación se suma a las que van recuperando su trayectoria vital. Después de la antología de poemas compilada por Rosa María Martín en 1996, llega la recopilación de artículos escritos por Lucía Sánchez de la mano de Pau Martínez y Antonia Fontanillas que pacientemente los recuperó a lo largo de toda su vida y que ahora publica LaMalatesta. Una buena ocasión para profundizar en la trayectoria de una mujer libre. Pasado y presente conforman parte de la utopía cotidiana que día a día se transforma en futuro posible. ¡Va por ti, Lucía!


Dolors Marín
Periódico CNT nº 417 - Marzo 2015
http://www.cnt.es/periodico/peri%C3%B3dico-cnt-n%C2%BA-417-marzo-2015

jueves, 5 de febrero de 2015

Jueves 05, proyeccion del documental ''La Voz del Viento. Mapuches contra la contaminación petrolera''

La Voz del Viento es un proyecto documental que narra la lucha que vienen llevando las comunidades Mapuche de la Patagonia Norte, en la provincia del Neuquén, contra la ocupación de sus tierras por parte de empresas internacionales de explotación de petróleo.

Tanto la contaminación provocada por estas empresas, como la falta de reconocimiento pleno del Estado de los derechos de los Mapuche profundizan aún más la ruptura en el equilibrio cultural y ecológico ancestral de los pueblos originarios y la tierra.

La búsqueda de rentabilidad de las empresas petroleras y la connivencia del gobierno provincial ha puesto en peligro a todas las formas de vida del territorio. El impacto ambiental, social y cultural de la explotación hidrocarburífera no se ha hecho esperar, detectándose desde hace ya varios años la contaminación de las napas de agua donde viven los Mapuche. Como consecuencia se ha producido envenenamiento por mercurio, plomo y otros metales pesados encontrados en la sangre de la gente y sus animales de pastoreo. Este es un proceso cuyas consecuencias son irreversibles.

“Al igual que hace mas de 500 años vienen a llevarse las riquezas de nuestros suelos y lo hacen a costa de la vida del pueblo originario” dicen los Mapuche. “La contaminación que provocan las empresas petroleras está haciendo estragos en la salud de nuestro pueblo y también se cobra las vidas de los animales, el único sustento de muchas familias”.

“Exigimos el uso de otro tipo de energía cuyo origen no afecte a nuestra gente”.

“Creemos que es necesario establecer un marco de nueva relación basada en el respeto mutuo y en la valoración de los conocimientos propios, dando así valor a la diversidad cultural que hoy aquí existe”.



Documental
Parte 1



Parte 2


Stop al expolio de los Bienes Comunales

Desde mediados del siglo pasado se ha programado una despoblación de nuestros pueblos. Se han retirado los servicios educativos, las consultas
médicas, los transportes se han visto encarecidos o suprimidos. Una nueva agresión en forma de ley se cierne sobre la vida rural y su sostenibilidad medioambiental en el Estado español.

El anteproyecto de ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, propuesto por el Gobierno Central pretende expoliar los bienes comunales de los pueblos españoles.

El malestar que ha ocasionado en los núcleos rurales viendo amenazados sus patrimonios y sus territorios ha generado una protesta en contra que consigue frenar la devastadora “Nueva Desamortización” de los bienes comunales que han cumplido un papel social, medioambiental y económico para los pueblos.

Este documental ofrece una apuesta por las alternativas de gestión de recursos naturales de una forma humana, ética y gestionada por los vecinos. Por último hace una llamada a la defensa de aquel patrimonio que pertenece a los pueblos.

Sitios de interés:

Recogida de Firmas para la Campaña Stop Expolio: https://www.change.org/p/stop-al-expolio-de-los-bienes-comunales-son-nuestros

Perfil de Facebook de Campaña: www.facebook.com/StopExpolio

Twitter: @stopexpolio

Sitio Web: www.stopexpolio.com


 Documental 


viernes, 30 de enero de 2015

Libertad bajo fianza de las anarquistas de la Operacion Pandora

El juez ordena la puesta en libertad de todas las personas en prisión de la Operación Pandora
 
Javier Gómez Bermúdez comunica a los abogados que hoy se dictarán los autos de libertad condicional con fianza de 3.000 para cada una de ellas.


Fueron detenidas el 16 de diciembre y hoy abandonarán la cárcel. Habrán pasado un mes y medio entre rejas después de que los Mossos d'Esquadra asaltaran sus domicilios en el marco de una macro operación llamada Pandora y que, según el consejero de Interior Ramón Espadaler, tenía como objetivo la desarticulación de una presunta organización de “terrorismo anarquista”. Fuentes judiciales han confirmado la liberación inmediata que, casualmente, coincide con el día en que el departamento de prensa de los Mossos d'Esquadra han emitido un comunicado en el que se detallan las acusaciones contra las personas detenidas.


En el comunicado, los Mossos acusan a los detenidos de formar parte del “grupo criminal” GAC, que, según ellos, estaría “adscrito a los postulados de la organización terrorista FAI/FRI” y de haber puesto artefactos explosivos en cajeros de La Caixa y del BBVA. Los Mossos también afirman que se relacionan con los consoladores bomba que recibieron el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez, y el director de un centro educativo vinculado a los Legionarios de Cristo en Madrid a finales de 2012. También les vincula con cartas bombas parecidas recibidas por una empresa italiana con sede en Catalunya y otra carta “con un artefacto explosivo simulado” recibida en una empresa valenciana. Sólo en uno de los casos hubo un herido: la carta enviada al director del centro educativo, que explotó en la oficina de Correos causando heridas leves a una de las funcionarias.


A pesar de que la policía catalana quería que se mantuviera el secreto de sumario de las actuaciones hasta el próximo 22 de febrero, ayer, repentinamente, el juez cambió de criterio, rechazó prolongar las investigaciones y dio por acabada la reclusión de los siete presos. Está previsto que puedan abandonar las celdas de los centros penitenciarios de Estremera, Soto del Real, Aranjuez y Valdemoro, todos ellos situados en la periferia de Madrid, hoy a media tarde.


Las muestras de apoyo a estos jóvenes no se han detenido desde diciembre. El mismo día de los registros y las detenciones, una manifestación de más de 3.000 personas recorrió las calles del barrio de Gràcia y, en plenas fiestas de Navidad, más de 1.500 personas recorrieron el centro de Barcelona y el paseo de Gràcia tras una pancarta en la que se leía “Terrorista és qui ens condemna a una vida de misèria, no que es rebel·la contra ella”. En Madrid, cientos de personas participaron también en una manifestación espontánea que tuvo lugar el mismo día. Las convocatorias en solidaridad con los detenidos en la Operación Pandora se repitieron en Valencia, Girona, Tarragona, Salamanca y Valladolid, entre otras ciudades.



IMPORTANTE: La cuenta de apoyo para que no tengan que sufragar los gastos ellxs solxs es: ES68 3025 0001 19 1433523907 (Caixa d’Enginyers)

miércoles, 28 de enero de 2015

Jueves 29, proyección de la película ''Báilame el agua''

David y Carlos son dos chicos veinteañeros, vagabundos, que viven en las calles de Madrid, tocando música en el metro, durmiendo en bancos y compartiendo la vida con aquellas personas que, al igual que ellos, por distintas razones están en la calle. David es un chico introvertido, con un inmenso mundo interior que apenas sale a la superficie a través de su poesía.





Tráiler de la película
  

miércoles, 14 de enero de 2015

Palabras desde prisión de algunas compañeras encarceladas en la Operación Pandora

LA TORMENTA DESATADA DE PANDORA

A nuestra gente, a todxs lxs compañerxs conocidxs o desconocidxs que abrazan las ideas anarquistas y a todxs lxs solidarixs e interesadxs.

La madrugada del 16 de diciembre, un gran despliegue policial irrumpió en los barrios de Sant Andreu, Poble Sec y Gracia de Barcelona, en Manresa, en Sabadell y en el madrileño barrio de Carabanchel, allanando nuestras casas al grito acelerado de «¡policía!» y tras un meticuloso registro fuimos detenidxs 11 anarquistas. Al mismo tiempo también fueron allanados y registrados el ateneu llibertari de Sant Andreu, el ateneu anarquista del Poble Sec, la Kasa de la Muntanya y la vivienda de unos compañeros, sin que se produjeran en estos espacios más detenciones.

Cuando los maderos se cansaron de manosear, grabar y recoger supuestos indicios, lxs detenidxs en Catalunya fuimos conducidxs por separado a diferentes comisarias de las afueras de la ciudad de Barcelona, con el objetivo de dificultar cualquier gesto solidario, y 48 horas más tarde nos trasladaron 600 km hasta la Audiencia Nacional, en Madrid. Después de largas horas de espera donde la hostilidad mutua se cortaba a cuchillo, 4 compañerxs quedaron en libertad con medidas cautelares y a lxs otrxs 7 se nos decretó prisión preventiva sin fianza bajo los cargos de constitución, promoción, dirección y pertenencia a organización terrorista, estragos y tenencia de artefactos explosivos e incendiarios.

En un primer momento se nos trasladó a todxs a la macrocárcel de Soto del Real (Madrid) y se nos aplicó el régimen FIES 3, reservado para los delitos de banda armada. Todas nuestras comunicaciones están intervenidas y aunque no tenemos límite con el número de cartas que podemos recibir, nosotrxs sólo podemos enviar 2 por semana.

Nuestra detención y encarcelamiento se produce en el marco de la «Operación Pandora», orquestada entre la Audiencia Nacional y los Mossos d’Esquadra, contra una organización terrorista ficticia a la que responsabilizan de unas acciones que aún desconocemos. Este último golpe represivo lo entendemos como un ataque al conjunto de ideas y prácticas anarquistas, en un momento en el que el Estado necesita de enemigos internos para justificar una serie de medidas cada vez más opresivas y coercitivas que refuercen las formas de totalitarismo actuales.

Con el tema de la crisis y la inseguridad como telón de fondo, hemos asistido al recrudecimiento del control en las fronteras y de las redadas racistas, de los desahucios, de las violencias heteropatriarcales y de la explotación laboral, entre un largo etcétera que se traduce en unas condiciones de vida cada vez más miserables para la inmensa mayoría.

Estos fríos muros donde hoy nos encontramos encerradxs han escondido las sonrisas que se dibujan en nuestras caras al conocer que familiares, amigos y compañerxs han permanecido horas y horas en las puertas de las comisarias y de la Audiencia Nacional, cuidando de nosotrxs a pesar del frío y de la distancia. Del mismo modo, nos llena de alegría saber que hubo una gran manifestación solidaria y combativa en Barcelona y en algún otro lugar, gestos que nos colman de fuerza y entereza para afrontar de la manera más digna la situación.

Mandamos un saludo siempre combativo, siempre fraterno, a Francisco Solar, Mónica Caballero, Gabriel Pombo Da Silva y a todxs aquellxs indomables que más allá de las fronteras impuestas y pese al encierro, el hostigamiento o las dificultades, no agachan la cabeza y continúan apostando por la lucha.

Nuestro corazón se queda con vosotrxs.

Ahora y siempre, muerte al Estado y viva la Anarquía.

Algunxs anarquistas represaliadxs por la Operación Pandora

Madrid, finales de 2014.

Más información: http://efectopandora.wordpress.com/